sáb

01

sep

2012

Especialidad de Primeros Auxilios

Conocer las causas del shock y demostrar el tratamiento adecuado. 

El shock se presenta generalmente con heridas graves, o estados emocionales de depresión. Puede también presentarse después de una infección, dolor intenso, ataque cardíaco, postración por calor, envenenamiento por comidas ..........

Signos de shock         

  • Manos frías y húmedas con gotas de transpiración en la frente y palma de las manos.
  • Cara pálida.
  • Quejas de la víctima al sentir escalofríos, o aún temblores debido al frío.
  • Frecuentemente: náuseas o vómito.
  • Respiración muy superficial y rápida.
  • Salve la vida previniendo el shock

Corrija la causa del shock (hemorragia).

Mantenga a la víctima recostada.

Mantenga las vías respiratorias abiertas.

Si la víctima vomita, voltee la cabeza de la víctima hacia un lado. Esta posición facilita la salida del vómito o secresiones.

Eleve los pies de la víctima, si no hay fractura.

Mantenga la cabeza de la víctima más baja que los hombros.

Mantenga a la víctima abrigada si el clima es húmedo o frío.

Dele líquidos que tomar (té, café, agua, etc.), si la víctima puede pasarlos sin dificultad.

Aliente a la víctima.

Nunca administre bebidas alcohólicas.

No administre líquidos a personas que estén inconsientes.

No administre fluídos a personas en que se sospecha una herida en el abdomen.

  • Conocer los pasos correctos para dar respiración artificial.  
  • Respiracion Artificial:        
  • Comience inmediatamente. Cada segundo que pasa es muy importante.
  • Revise la boca y la garganta para remover obstrucciones.
  • Coloque a la víctima en posición apropiada y comience la respiración artificial.
  • Mantenga un rítmo respiratorio regular de 15 respiraciones por minuto.
  • Manténgase en la misma posición Una vez que la víctima comienza a respirar, esté alerta para poder iniciar otra vez la respiración artificial en caso necesario.
  • Llame a un médico.
  • No mueva a la víctima a no ser que sea absolutamente necesario para sacarla de un sitio de peligro. No espere, o mire alrededor buscando ayuda.
  • Afloje las ropas, camisa, cinturón, cuello, corbata y mantenga a la víctima abrigada.
  • No se dé por vencido.

Respiración de Boca-a-Boca. En lactantes y Niños Pequeños:         

  • Coloque al niño con la cara hacia arriba. Incline la cabeza del niño hacia atrás.
  • Levante con sus dedos la mandídula inferior del niño en tal forma que sobre-salga hacia afuera.
  • Mantenga al niño en ésta posición para que la lengua no obstruya el paso del aire.
  • Tome una respiración profunda y ponga su boca sobre LA BOCA Y NARIZ del niño.
  • Sople suavemente dentro de la boca y nariz del niño el aire que usted tomó, hasta que vea levantarse el pecho del niño y usted sienta que ha expandido sus pulmones. El aire que usted ha respirado dentro de los pulmones del noño tiene suficiente oxígeno para salvarle la vida.
  • Separe su boca de la del niño y deje que salga el aire.
  • Al sentir o ver que el aire ha salido, aspire aire nuevamente y ponga su voca sobre la boca y nariz del niño.

 

  • REPITA EL MISMO PROCEDIMIENTO 15 VECES POR MINUTO.

Cuando sea posible, ponga su mano sobre el éstomago del niño. Use presión moderada para evitar que el estómago se llene de aire.

Respiración Boca-a-Boca para Adultos:         

  • Coloque a la víctima con la cara hacia arriba.
  • Levante el cuello de la víctima con una mano. Incline la cabeza hacia atras y sostengala con la otra mano. Busque obstrucciones en la boca.
  • Levante hacia arriba la mandíbula de la mono que sosten&iaute;a el cuello. En ésta forma se evita que la lengua obstruya el paso de aire a los pulmones.
  • Aspire profundo, y ponga su boca sobre la boca o la nariz de la víctima. Presione su boca fírmemente contra la boca de la víctima para que no se escape el aire.
  • Sople el aire aspirado, dentro de la boca o nariz de la víctima, hasta que vea que el pecho se levanta. El aire que usted sopla dentro de los pulmones de la víctima tiene suficiente oxígeno para salvar la vida.
  • Separe su boca y deje que salga el aire que usted sopló dentro de la boca de la víctima.

 

  • En la Respiración Boca-a-nariz:

Esté seguro de presionar su boca suficientemente contra la nariz del paciente y mantenga los labios de la víctima cerrados con los dedos de su mano, para que no se escape el aire en el momento de que usted sople aire dentro de la nariz de la víctima.

  • En la Respiración Boca-a-Boca:           
  • Presione fuertemente sus labios contra los labios de la víctima y cierre la nariz del paciente en el momento que usted sople el aire dentro de la boca del paciente.
  • Apenas sienta usted que el aire ha salido, tome m´s aire y ponga su boca nuevamente sobre la boca o nariz del paciente y vuelva a respirar por él.
  • REPITA EL MISMO PROCEDIMIENTO 15 VECES POR MINUTO.

 

  • Ventajas de la Respiración Boca-a-Boca          
  • La víctima no necesita colocarse en posición especial, o sobre el suelo. La respiracion de boca-a-boca puede administrarse en el agua o en cualquier lugar.
  • No se necesita de aparatos especiales.
  • La persona que proporciona los primeros auxilios puede mantener la respiración de boca-a-boca por varias horas sin fatigarse, aún con víctimas de mayor tamaño.
  • Las manos se pueden mantener libres para usarlas en colocar la cabeza estirada hacia atrás y levantar la mandíbula hacia arriba. Esto evita la obstrucción de la entrada del aire a los pulmones, que es el motivo de fracaso más común en la respiraci&oaute;n artificial.
  • El que administra este tipo de respiración puede ver, sentir y escuchar, los efectos cada vez que sopla aire dentro de los pulmones del paciente.
  • Además, él puede controlar la cantidad de aire, el número de respiraciones y la presión necesaria para soplar aire dentro de la boca de la víctima.

 

  • Saber los procedimentos adecuados, para ayudar a una víctima que está atorada.
  • Saber los procedimentos adecuados para ayudar a una vítima que esta con hemorragia.

Cuando después de una lesión ocurre un sangrado o hemorragia, hay que dar todos los pasos necesarios para parar la pérdida de sangre. Si se pierden cantidades sustanciales de sangre, puede ocurrir pérdida de conciencia; una situación de extrema gravedad que se conoce como colapso o shock, e incluso la muerte.

Sin embargo, la mayoría de las lesiones sangrantes no tienen riesgo vital, aunque se deben de tomar cuidados apropiados no sólo para parar el sangrado, sino también para evitar la infección y otras complicaciones.

CLASES DE SANGRADO

Ante todo, es útil distinguir la clase de sangrado. Hay tres clases principales: Capilar, Venoso y Arterial.

Sangrado Capilar

Los capilares son los vasos más pequeños del organismo y también los más numerosos. Cuando un corte menor abre algún capilar, el sangrado generalmente es muy leve. En pocos minutos el sistema de coagulación del organismo funcionará y parará el sangrado.

Sangrado Venoso

Cuando el sangrado procede de venas lesionadas, se pierde sangre que está en su camino de vuelta al corazón, y que ya ha soltado su carga de oxígeno en las células, por lo que la sangre es de color rojo oscuro y fluye lentamente. El sangrado venoso se corta, en principio, aplicando presión local.

Sangrado Arterial

Es el menos frecuente, pero el más serio. La sangre que se libera de una arteria es de color rojo brillante y suele salir con mucha fuerza, a menudo en saltos rítmicos que coinciden con las contracciones del corazón. Si no se trata pronto una lesión sangrante sobre una arteria importante, es posible sangrar hasta la muerte en menos de un minuto. En la mayoría de los casos, sin embargo, la presión directa y firme sobre la herida parará el sangrado arterial, aunque el proceso siempre requerirá más tiempo que en el sangrado venoso.

Lesiones sobre tejidos blandos

El sangrado puede ocurrir por heridas incisas (tales como cortes, pinchazos), abrasiones (cuando la piel se separa de los tejidos subyacentes), o avulsiones (cuando áreas de la piel son rasgadas violentamente). Un pequeño corte que sangre escasamente, se trata exclusivamente mediante el lavado de la herida con agua y jabón y aplicando una venda para mantenerla limpia. Cualquier herida más complicada necesita consultar con su médico o acudir a Urgencias.

Heridas Abdominales

Dada la presencia de numerosos órganos internos vitales, una herida que penetre en la pared abdominal necesita cuidado urgente inmediato. Llamar inmediatamente al teléfono de urgencias o a una ambulancia para trasladar al herido. Antes de mover a alguien con una herida abdominal, hay que ponerle en posición de decúbito supino, es decir, tumbado sobre su espalda. Si no hay órganos internos que salgan a través de la herida, hay que ejercer presión con un paño estéril sobre la herida sangrante para intentar parar la hemorragia. Si ya existen órganos desplazados por la herida, no trate de reintegrarlos a su sitio. Cubra la herida con un paño y no aplique más que una presión muy suave para parar el sangrado.

HEMORRAGIA PROFUSA

Una hemorragia profusa proviene de la laceración de una o varias venas o arterias. Pérdida de sangre por éstas heridas puede causar la muerte del accidentado en 3 a 5 minutos.

 

NO PIERDA TIEMPO...PONGA SU MANO DIRECTAMENTE SOBRE LA HERIDA Y MANTENGA UNA PRESION CONSTANTE.         

  • Ponga un pañuelo o pedazo de tela limpia sobre la herida y presione fírmemente con la mano. Si no tiene pañuelo o un pedazo de tela, trate de cerrar la herida con sus dedos y cubrala con la mano.
  • Aplique presión directamente sobre la herida, mantenga fírmemente el pañuelo o pedazo de tela sobre la herida, con un vendaje hecho de pedazos de trapo o una corbata.
  • Levante la parte afectada a un nivel más alto del cuerpo, si no hay fractura.
  • Mantenga a la víctima acostada.
  • Llame al médico.
  • Ahora debe revisar las necesidades de las otras víctimas. Trate de parar la hemorragia o sangrado y mantener la respiración en el mayor n&uaute;mero de víctimas que pueda. Luego regrese a ver al primer accidentado en el que paró la hemorragia y haga lo siguiente:

Mantenga a la víctima abrigada. Cúbrala con sábanas u otra cubierta y ponga algo por debajo de él, para que el accidentado no esté sobre superficie mojada, fría o húmeda.

Si el accidentado está consciente y puede pasar líquidos, déle un poco de té, café o agua.

Use un torniquete en el caso que no pueda controlar una hemorragia debido a trituración, amputación o laceración accidental de un brazo o una pierna.

Como torniquete, use un pedazo ancho y resistente de cualquier tela. Nunca use alambre, soga u otro material parecido. Aplique el torniquete alrededor de la parte superior del miembro y por encima de la heida. Amarre un medio nudo, ponga un pedazo de palo o rama encima y haga otro nudo, y dele vueltas hasta que ajuste lo suficientemente para parar la hemorragia. Marque la frente del paciente con las letras "TQ" que significa Torniquete. No cubra el torniquete.

En el caso que el doctor se demore en llegar, afloje el torniquete cada 20 minutos. Si la hemorragia ha parado, deje el torniquete ligeramente suelto y listo para volverlo a ajustar en caso de que el sangrado se presente nuevamente. Vigile el torniquete constantemente hasta que la victima sea hospitalizada.

 

Si el accidentado está inconsiente o se sospecha de una herida en el abdomen, no le dé ninguna clase de líquidos

  1. Conocer los puntos de presion y como aplicar presión corretacmente en estos puntos.
  2. Saber los procedimentos adecuados para ayudar una víctima de envenenamiento.
  3. Demostrar el procedimento correcto para entablillar los huesos rotos de diversas partes del cuerpo.
  4. Saber los procedimento apropiados para ayudar a víctimas de quemaduras de primer, segundo y tercer grado.
  5. Saber el procedimento adecuado para auxiliar a una víctima de quemaduras químicas.
  6. Saber que situaciones pueden producir envenenamiento por monóxido de carbono y las técnicas de rescate y tratamiento para este tipo de situación.
  7. Conocer los procedimentos adecuados para auxiliar a una víctima con una herida en la cabeza.
  8. Saber los procedimento adecuado para brindar ayuda a una víctima con lesiones internas.
  9. Conocer la diferencia entre un ataque cardíaco, un accidente cerebro-vascular, epilepsia y un simple desmayo, ¿Cuál es el tratatimiento apropiado para cada uno de ellos.?

Ataques

Los ataques de epilepsia no son raros. La víctima puede dar un suspiro o un grito, caer al suelo, permanecer rígida por algun tiempo y después comenzar a tener consulsiones. Es posible que espume por la boca y se ponga azul. No es raro que la víctima tenga incontinencia. Proteja a la víctima de peligros, pero no le restrinja sus movimientos. Si se presenta la oportunidad, coloque algo blando entre sus dientes. Si la víctima se queda fláccida, colóquela en la posición de recuperación. Procure ayuda médica. No la despierte si se duerme.

Convulsiones

Generalmente ocurren en niños pequeños y pueden ser causados por un malestar digestivo, por el nacimiento de los dientes, temperaturas elevadas o constipación. El niño puede arquear la columna, contraer los miembros, dar vuelta los ojos y también ponerse azul.

Afloje la ropa, ventile el ambiente, reduzca la temperatura aplicando agua fría con esponja y procure auxilio médico.

  1. Saber como prevenir las infecciones.
  2. ¿Cuál es el tratamento adecuado para una mordedura de serpiente?
  3. ¿Cuál es el tratamento adecuado para la mordedura de otro animal?
  4. ¿Cuál es el tratamento adecuado para las picaduras de insectos o mordeduras de arañas?
  5. ¿Cuál es la diferencia entre desidratación (golpe de calor) e insolación y cual es el tratamiento adecuado para cada uno de ellos?
  6. ¿Qué deberias hacer si tus ropas se incendieran?
  7. ¿Cuales son los principios básicos para prevenir incendios en el hogar?
  8. ¿Cuales son los princípios básicos de seguridad en rios, mares y piscinas?
  9. ¿Cuales son las maneras de salvar a una víctima que se está ahogando sin nadar?
  10. ¿Cuáles son los princípios básicos de seguridad en relación con la electricidad?
    • Desconecte la corriente eléctrica si es posible, pero siempre aparte a la víctima del contacto, usando un bastón o una manta seca u otro material no conductor.
    • No use las manos ni los pies sin protección. No tiene sentido ser una víctima más.
    • Si la persona dejó de respirar, comience la resucitación cardiopulmonar y verifique el pulso de la carótida. Recuerde los procedimientos A, B, C, y D.
    • Si el corazón de la víctima se detuvo y Ud. tiene experiencia en compresión cardíaca externa, continúe con respiración boca a boca.
    • Todas las quemaduras eléctricas son más graves de lo que parecen a simple vista. Aunque la víctima se recupere, es esencial buscar socorro médico.
  11. Como prevenir la intoxición o envenenamiento por alimentos?

Los venenos pueden ser sólidos, líquidos o gases.
Pueden ser:
         

  • Ingeridos por la boca
  • Inhalados por la nariz
  • Absorbidos por la piel o inyectados

La tranquilidad - y no el pánico - es esencial al tratar casos de envenenamiento. Como prevenir es mejor que curar, todos los venenos deben estar correctamente etiquetados y guardados fuera del alcance de los niños. Nunca deje sustancias venenosas en un recipiente abierto.

Reglas generales para tratar casos de envenenamiento

  1. Protegerse del contacto con el veneno.
  2. Retirar a la víctima de la fuente de peligro.
  3. Lavar el veneno que haya sobre la piel.
  4. Buscar auxilio médico.
  5. Diluir, eliminar o neutralizar el veneno.
  6. NO dar líquidos si la víctima está inconsciente.
  7. NO inducir el vómito si el veneno es corrosivo.
  8. Llevar muestras del veneno o del vómito al médico.

Elemento

tratamiento

Parafina, Trementina, Petróleo

No inducir vómito

Dar mucha leche

Ácidos

No inducir vómito

Leche o agua y claras batidas

Álcalis

No inducir vómito

Jugo de limón, claras de huevo

Blanqueador o Cloro

No inducir vómito

Leche, clara de huevo batidas

Alcohol, Insecticidas, Cabezas de Fósforo, Píldoras

Inducir vómito -

 

NO OLVIDE:

Si el veneno es corrosivo (quema al descender) NO INDUZCA EL VÓMITO. Si tiene dudas, suministre bastante leche.

NO OLVIDE:

En todos los casos, procure auxilio médico. Si la respiración falla, comience la respiración boca a boca.         

  • Lavar el área afectada con agua y jabón. Dar una ducha, si es posible.
  • Sacar la ropa.
  • Dar al paciente mucha leche o agua.
  • Inducir el vómito si ha sido tragado un agente químico.
  • Si la respiración se detiene, comience a dar respiración boca a boca.
  • Llevar al paciente en seguida a un local ventilado y fresco.
  • Procurar auxilio médico.

Elemento extraño en el ojo

No resfregar el ojo. Enjuaguar con agua limpia el interior del ojo. Si puede ver el elemento extraño, humedecer la punta de una toalla limpia y cuidadosamente retirar el elemento extraño de la superficie del ojo. Si el elemento extraño estuviera en la pupila o pegado a la superficie del ojo, o se ve que es un objeto afilado, debe procurar ayuda médica con urgencia. Quemaduras por produtos químicos: lavar inmediatamente con agua y procurar ayuda médica con urgencia.

Elemento extraño en la nariz y los oídos

Elementos extraños en los oídos o en la nariz deben ser removidos por un médico. Fracturas Las fracturas pueden ser causadas por acción directa (golpe o caída), indirecta (la fractura ocurre en un lugar diferente al golpe) o acción muscular (la rótula de la rodilla se puede quebrar por causa de un movimiento brusco o tropezón). Las fracturas serán reconocidas por dolor o incomodidad de la región afectada, hinchazón, pérdida del movimiento del miembro, deformidad, irregularidad del hueso, movimiento no natural y un sonido de raspadura que la persona herida puede sentir. Las dos últimas señales nunca deben ser conseguidas deliberadamente. Las fracturas son clasificadas como simples, cuando la superficie de la piel no se rompe; expuestas, cuando hay una herida visible; y complicadas, cuando la fractura, cerrada o expuesta, está asociada a una herida alcanzando una parte importante del cuerpo, como el cerebro, pulmones, un nervio o arteria, exigiendo tratamiento prioritario. Si hubiesen dudas, trate la herida como fractura. A menos que la vida corra peligro por causa del fuego, inundación u otros riesgos, NO MUEVA a la víctima antes de tratar las heridas e inmovilizar la fractura, si es que la hay. En todos los casos de fractura, existe el riesgo de empeorar si un miembro o parte del cuerpo se mueve antes de ser inmovilizado. La inmovilización puede hacerse apoyando el miembro herido en una posición lo más natural posible, con vendas y cabestrillos. Fractura de clavícula En un caso de fractura de clavícula, la víctima muchas veces apoya el codo para aliviar el dolor e inclina la cabeza en dirección al lado afectado. Una causa común es caer sobre el hombro o la mano extendida. · Remover y aflojar la ropa del lado herido. · Colocar un elemento blando bajo la axila. · Colocar una venda larga bajo la axila del lado derecho, por sobre el hombro y amarrar atrás de la cabeza. · Repetir el procedimiento para el lado izquierdo. · Tomar una tercera venda y amarrar las puntas firmemente entre los omóplatos. · Verificar si la circulación en los pulsos es normal. Fractura del húmero · Colocar un cabestrillo en el cuello y muñeca. · Colocar una tela suave entre el codo y el pecho. · Amarrar el miembro firmemente al cuerpo, primero arriba de la fractura y después abajo. · Verificar el pulso para saber si la sangre está circulando por el brazo. Fractura del brazo o pulso · Colocar un tabique en la parte inferior o superior del antebrazo - debe extenderse desde el codo hasta la punta de los dedos. · Amarrar el miembro firmemente al tabique con tres vendas; la primera entre la fractura y el codo, la segunda entre la fractura y la mano, y la tercera apoyando la mano con el tabique. · Colocar cabestrillo en el brazo. · Verificar el pulso. Vendajes Vendaje triangular para la cabeza · Doblar una barra para dentro, a lo largo de la base de la venda. · Colocar la base del triángulo sobre la frente, llevando los extremos alrededor de la cabeza y cruzando por atrás, haciendo con que se encuentren de nuevo al centro de la frente. · Amarrar los extremos. · Traer la punta para arriba y asegurarla con un alfiler. Vendaje en la mano abierta · Doblar una barra a lo largo de la base del vendaje. · Colocar la mano con la palma hacia abajo sobre la venda, de manera que el pulso quede en la base del triángulo y las puntas de los dedos hacia el vértice. · Virar el vértice sobre la parte trasera de la mano. · Enrollar el resto de la venda. · Amarrar los extremos al otro lado del pulso. Vendaje para el pie Es semejante al vendaje en la mano abierta. · Colocar el pie sobre la venda de modo que el talón esté vuelto hacia la base y los dedos hacia el vértice. · Traer el vértice para la parte alta del pie. Cabestrillo de muñeca y cuello Cabestrillo de muñeca y cuello · Colocar el antebrazo atravesado sobre el pecho, con los dedos en la dirección del hombro contrario. · Hacer un cote, o media mallla, sobre la mano y alrededor de la muñeca, con el nudo del cote sobre el lado del pulgar y un doblez de la venda a cada lado de la muñeca. · Amarrar los extremos de la venda por encima de la clavícula. · Verificar el pulso. · Este cabestrillo sirve de apoyo para la muñeca. · Si el hombro también hubiera sido dañado, lleve la extremidad inferior de la venda por sobre el antebrazo y bajo el hombro del lado herido y amarre los dos extremos con un nudo. Así, todo el peso del brazo herido será soportado por el hombro sano. Ud. debe ser capaz de aplicar un cabestrillo con el herido acostado. · Colocar el extremo de una venda triangular sobre el hombro del lado herido. · Dejar la venda colgando sobre el pecho con el vértice al nivel del codo del brazo herido. · Doblar el codo del brazo herido sobre la venda, con la mano elevada cerca de 10 cm por encima del codo y las puntas de los dedos extendiéndose más allá de la base de la venda. · Llevar el extremo inferior de la venda sobre el antebrazo y hombro del lado herido, amarrando los dos extremos al lado del cuello. · Llevar el vértice de la venda hacia adelante y prender con un alfiler. Vendaje para el pecho o la espalda · Coloque una venda triangular contra el pecho (o la espalda), de modo que el vértice quede a la altura del hombro. · Pídale al paciente que sostenga el vértice. · Ahora doble la base para adentro, hasta la altura deseada. · Lleve los extremos alrededor del cuerpo y amárrelos directamente debajo del hombro. Siempre habrá un extremo largo proyectándose después de haber sido amarrado. · Tome este extremo y llévelo hacia arriba del hombro, amarrándolo al vértice de la venda. Tabique para el antebrazo No mueva ni vuelva el brazo para ver si está quebrado. Es mejor usar dos tabiques. Uno debe extenderse desde el codo a los dedos sobre la palma de la mano, y el otro en el lado opuesto. Doble varias vendas triangulares en forma de corbata, y úselas para mantener firmes los tabiques en su lugar. Aunque dos sean suficientes, tres o cuatro dan mejor resultado. Si hubiese material disponible, los tabiques pueden ser acolchados antes de ser usados. Aplicados los tabiques, coloque el brazo en un cabestrillo para sujetarlo. Tabique para palma o muñeca En el caso de palma o muñeca herida, un tabique es suficiente. Debe ser acolchado y extenderse desde la altura del codo hasta la punta de los dedos. Colocar el tabique al lado de la palma y sujetarlo con un vendaje. Colocar el brazo en un cabestrillo. 

Califica:


Comenta:

Facebook

Boletin de Noticias

Ingesar tu e-mail:

Youtube

Sidebar